Existen muchas opiniones al respecto de cuál debe ser el tamaño ideal de una piscina hinchable. Al principio, cuando decidimos comprar una piscina para nuestra casa, normalmente ya tenemos claro en qué espacio nos gustaría ponerla y nos hemos formado una imagen en nuestra mente de cómo quedaría después de instalarla. Sin embargo, lo correcto es medir el lugar donde se va a ubicar y comparar con las medidas de la piscina, de modo que al final no nos llevemos una sorpresa.

En este post nos gustaría hablarte del tamaño ideal que debería tener una piscina para tu casa, en función, por supuesto, del lugar en el que se vaya a colocar, las dimensiones del jardín y, en definitiva, lo que realmente esperas de tu piscina.

Piscinas hinchables, ¿pequeñas o grandes?

Hay muchas clases de piscinas hinchables: pequeñas, medianas y grandes. Nuestra recomendación es que te decantes por la que mejor encaje en el espacio en tu jardín y tenga un tamaño suficiente para el número de personas que habitualmente se vaya a bañar en ella. También dependerá de tus gustos, si quieres un espacio muy grande para nadar, o simplemente quieres una piscina pequeña o mediana, donde darte un chapuzón y relajarte en el agua.

Las piscinas hinchables suelen tener unas medidas más bien pequeñas, de entre 3 y 7 metros de largo, y unos 2-3 de ancho, como puedes ver en la sección de piscinas hinchables de Poolaria.com. Otro aspecto muy importante que hay que tener en cuenta es la profundidad: este tipo de piscinas son ideales para niños, ya que apenas llegan a las caderas y se puede hacer pie en el fondo sin problemas.

El tamaño más adecuado según la ubicación

El tamaño más apropiado para tu piscina será aquel que encaje mejor con el espacio en el que la quieres ubicar. Supongamos que tienes un rincón en el jardín de contorno rectangular, que mide unos 15 metros de largo por 7 de ancho. Obviamente, tendrás que colocar una piscina hinchable que al menos deje un espacio en los exteriores de al menos 1 metro y medio para que sea cómodo salir y entrar, y además puedas incluso colocar una tumbona o extender una toalla para tomar el sol y secarte.

Con las piscinas hinchables, tendrás muy pocos problemas en cuanto a la ubicación, ya que son muy flexibles, de tamaño razonable y se pueden colocar casi en cualquier espacio, por pequeño que sea tu jardín. Además, su instalación es mucho más sencilla que con otro tipo de piscinas, como las de hormigón, que requieren obra y no siempre caben en el espacio que nos gustaría.

¿Tienes dudas específicas sobre cuál es el tamaño más conveniente para tu espacio? Cuéntanos las medidas de tu jardín y te diremos cuál te puede convenir más, aunque, como ya te adelantamos, este tipo de piscinas está ideado para poder colocarse incluso en jardines pequeños.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.