¿Por qué calentar una piscina?

Una piscina al aire libre se enfrenta a las variaciones de la temperatura ambiente. La presencia o ausencia de aporte solar produce diferentes niveles de confort natural en la piscina. Independientemente de la situación geográfica de una piscina en nuestro país, no es posible disfrutar de ella todo el año contando tan sólo con el aporte solar. Sin embargo con unos pocos grados antes y después de las semanas de fuerte calor sí que es posible disfrutar de un agua a 28 ºC. Ello es posible mediante una solución de climatización de piscinas. Este “verdadero confort” supone un coste de mantenimiento muy reducido.

Lo que hay que considerar:

Cuando calentamos una piscina, conviene conservar el máximo número de calorías, o lo que es lo mismo, reducir al máximo la evaporación que es la principal causa de las pérdidas de energía. Debido a este fenómeno, la manta térmica se hace indispensable ya que permite dividir por 2 tanto la potencia necesaria para el calentamiento del vaso, como el consumo de energía. La elección de la energía y por tanto del equipo a utilizar, depende en la mayoría de los casos, de la principal fuente de energía disponible en la instalación: electricidad, gas natural, gas propano o gasóleo.

Por tanto antes de elegir una solución, debemos definir bien las siguientes necesidades:
¿Deseamos una rápida subida de la temperatura del agua de la piscina para poder utilizarla lo antes posible? Este podría ser el caso de una segunda residencia para disfrutarla el fin de semana.
¿Es suficiente una subida de temperatura progresiva? Este segundo caso podría tratarse de piscinas en residencias principales.

¿Cómo calentar una piscina?

3 soluciones:

1. Las bombas de calor: la solución más económica

El principio de funcionamiento de estas máquinas es muy simple: las calorías presentes en el aire (cuando la temperatura es superior a 5 ºC) son captadas y traspasadas al agua de la piscina. Por cada kW eléctrico consumido por el compresor, la bomba de calor aporta de 4 a 5 kW de potencia calorífica al agua. Éste es el “milagro” de la bomba de calor.

¿Cuándo y cómo utilizar las bombas de calor? Para calentar una piscina al aire libre generalmente se estima un periodo de uso de abril a octubre. La temperatura del aire exterior debe ser imperativamente superior a 5 ºC (para las bombas de calor “todas las estaciones” que pueden trabajar todo el año mediante una ayuda eventual en invierno). El incremento de la temperatura se alcanza en un plazo de 2 a 5 días. Para esta subida inicial de la temperatura, es necesario que la filtración de la piscina trabaje de forma ininterrumpida.

2. Los calentadores eléctricos: la solución más simple

Los calentadores eléctricos son apropiados para calentar piscinas al aire libre, interiores o spas. Los calentadores permiten calentar todo el año y el incremento de la temperatura se alcanza en el plazo de 2 a 5 días. Para esta subida inicial de la temperatura, es necesario que la filtración de la piscina trabaje de forma ininterrumpida.

3. Los intercambiadores de calor agua-agua: la solución inteligente

Estos equipos están recomendados para calentar piscinas al aire libre o interiores aprovechando la caldera de la casa. Permite incrementos de temperatura muy rápidos: de 24 a 48 horas. Para esta subida inicial de la temperatura, es necesario que la filtración de la piscina trabaje de forma ininterrumpida.

Fuente: PSA Zodiac

3 Respuestas

  1. Beto

    La nueva normativa del RITE* prohíbe el uso de energías no renovables para la climatización de piscina tanto exterior como interior siendo obligatorio el uso de la energía solar que deberá aportar entre el 30 y el 70% de las necesidades térmicas anuales para el calentamiento de la piscina, dependiendo de la zona climática de emplazamiento. También quedará obligatorio la cubrición de la superficie de la piscina climatizada sea exterior o interior.

    Responder
  2. Thorito

    Nada más lejos de la realidad.
    El RITE tan solo habla de la obligación de utilizar energía renovable. Por suerte o desgracia, la transcripción del RITE la suelen hacer ingenierías externas que por comodidad (y apoyo al negocio generado), hablan de energía solar, pero las bombas de calor entran perfectamente en este capítulo ya que, primeras marcas, garantizan un rendimiento del 80%, es decir de cada 1 Kw, aportan 5 Kw. La energía la sacan del aire, una fuente de energía renovable y más util que la solar (aire siempre hay).

    Responder
  3. MARCO

    En le CTE habla de la obligación de un % de aporte de energía solar según la zona climatica para piscinas cubiertas, lo ideal para el porcentaje que queda sin cubrir la energía solar es una bomba de calor (solo para piscinas cubiertas) y para las piscinas descubiertas en los comentarios del RITE dicen que las piscinas descubiertas deben ser climatizadas solamente con fuentes de energía renovables y se trata de ampliar la temporada de baño y no tenerla toda el año climatizada ya que una piscina descubierta en invierno consume mucho y no tendría sentido todas las normativas que han salido para disminuir el consumo energético.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.