Un estudio ha demostrado que el riesgo de que se produzca una epidemia gripal también puede verse influido por los niveles de vitamina D.

El invierno es la estación de la gripe. Esto es debido a que los virus se multiplican aún más cuando la humedad es de alrededor del 50 %. Por tanto, en invierno los espacios con calefacción ofrecen las condiciones ideales. Las vacunas contra la gripe proporcionan alguna protección, sin embargo científicos noruegos han demostrado que es mucho más importante mantener un nivel adecuado de vitamina D en la sangre.

Su estudio revela que la tasa de infección y mortalidad durante epidemias gripales aumenta en paralelo a la reducción de la exposición solar y el resultante descenso de los niveles de vitamina D. En invierno, cuando la luz solar es demasiado débil para sintetizar la vitamina D, estas tasas pueden llegar a multiplicarse por 20 y hasta por 600.

Aquí es cuando un uso moderado del solárium puede constituir una excelente medida de prevención. Un estudio noruego y otro danés han demostrado que el uso de camas solares estimula la producción de vitamina D a través de la piel de la misma manera que la luz solar natural.

“El hecho de que la vitamina D estimula el sistema inmunológico está demostrado. La exposición moderada al sol activa la producción de vitamina D. Especialmente durante los meses de invierno, cuando el sol es demasiado débil para inducir la síntesis natural de la vitamina D, las visitas al solárium pueden ser útiles para protegerse contra los virus de la gripe”, explica Ad Brand del Foro de Investigación sobre la Luz Solar (SRF).

El Foro de Investigación sobre la Luz Solar (SRF) es una organización sin ánimo de lucro con sede en los Países Bajos. Su propósito es divulgar entre la población los últimos hallazgos médicos y científicos respecto a los efectos de una exposición moderada a los rayos UV.

Responsable de prensa:
Ad Brand
El Foro de Investigación sobre la Luz Solar (SRF)
Sunlight Research Forum

Fuentes:
1) Asta Juzeniene, Li-Wei Ma, Mateusz Kwitniewski, Georgy A. Polev, Zoya Lagunova, Arne Dahlback, Johan Moan: The seasonality of pandemic and non-pandemic influenzas: the roles of solar radiation and vitamin D (La estacionalidad de las gripes pandémicas y no pandémicas: el papel de la radiación solar y la vitamina D), International Journal of Infectious Diseases, Volumen 14, número 12, diciembre de 2010, páginas e1099–e1105
2) Johan Moan, Zoya Lagunova, Emanuela Cicarma, Lage Aksnes, Arne Dahlback, William B. Grant y Alina Carmen Porojnicu: Sunbeds as Vitamin D Sources (Las camas solares como fuente de vitamina D), Photochemistry and Photobiology, 2009, 85: 1474-1479
3) Elisabeth Thieden, Henrik L. Jørgensen, Niklas Jørgensen Rye, Peter A. Philipsen y Hans Christian Wulf: Sunbed Radiation Provokes Cutaneous Vitamin D Synthesis in Humans— A Randomized Controlled Trial (La radiación de las camas solares provoca síntesis cutánea de vitamina D en seres humanos. Un ensayo aleatorizado controlado), Photochemistry and Photobiology, 2008, 84: 1487-1492

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.