La piscina sostenible es aquella que incorpora elementos claves para lograr un menor impacto ambiental, y reducir de forma significativa el consumo de recursos naturales (agua y energía), siendo viable en cuanto al coste de mantenimiento y retorno de la inversión inicial. La piscina sostenible es posible gracias a la existencia de sistemas y productos para minimizar el consumo de agua.

¿Cuál es el principal problema que afecta a las piscinas en cuanto a consumo de agua?

Las fugas de agua por problemas estructurales y de estanqueidad. Es fundamental revisar la instalación y detectar las posibles fugas para repararlas inmediatamente. La correcta instalación del circuito hidráulico es básica para evitar pérdidas de agua por problemas de unión entre accesorios mal colocados. Pensemos que un imperceptible goteo de 1 gota por segundo provoca una pérdida de 8.000 litros al año.

¿Es necesario vaciar la piscina durante la época de inactividad para evitar que se degrade?

No. Hay que mantener el agua en la piscina, no sólo para no desperdiciar un volumen importante, sino para garantizar la propia estructura del vaso de la piscina. El agua permite amortiguar las diferencias de temperatura y evita posibles fracturas del vaso debidas a dilataciones. Por otro lado, en caso de existir la posibilidad de que el agua se hiele, se recomienda utilizar elementos “rompe hielo” y purgar parte de la instalación hidráulica. Para asegurar que ésta se mantenga en buenas condiciones y pueda aprovecharse la próxima temporada, hay que realizar un mantenimiento preventivo de forma periódica. De esta manera, al no vaciar la piscina, ahorramos una enorme cantidad de agua cada año. Para evitar que el agua se ensucie demasiado durante este período, se recomienda utilizar un cobertor.

¿Qué beneficios se obtienen con el uso de cubiertas flotantes?

El uso de cubiertas flotantes en piscinas residenciales durante los períodos en que no se utiliza la piscina (16 a 18 horas/día durante la temporada de baño) puede suponer disminuir hasta un 70% las pérdidas por evaporación natural. En el caso de piscinas públicas o colectivas, donde el uso de la cubierta se restringe a los periodos de inactividad (9 horas/día), el ahorro puede llegar al 20%. Con el uso de cubiertas también se reduce el consumo energético, especialmente en las piscinas climatizadas. Por un lado, ayudan a mantener la temperatura y reducen las pérdidas de calor por radiación y por evaporación. Por otro, al reducir la evaporación, se reduce la necesidad de aportar agua nueva, más fría y que hay que calentar hasta la temperatura de consigna. Hay que tener en cuenta que calentar 1 m3 de agua desde 15ºC hasta 25ºC puede suponer un consumo de 12 kw/h.

¿Cómo influye la temperatura del agua en la evaporación?

A mayor temperatura del agua mayor evaporación, aunque la evaporación también depende de otros parámetros como la humedad relativa del aire, la presencia y fuerza del viento. En el caso de piscinas cubiertas donde los parámetros son más estables, la evaporación para una temperatura de agua de 25ºC es de 0.16 l/m2, mientras que si la temperatura del agua sube hasta 30ºC la evaporación asciende hasta 0.20 l/m2. Esto significa que un aumento de 5ºC supone un aumento del 25% en la tasa de evaporación.

¿De qué forma se puede reducir el consumo de agua durante el lavado de filtros en instalaciones públicas?

En este tipo de instalaciones donde los vasos de agua suelen ser de gran tamaño y el caudal de filtración y lavado también, es fundamental poder minimizar el agua destinada al lavado de filtros. Con el uso de aire y agua de forma combinada, mediante bombas turbosoplantes, se puede conseguir una disminución que puede llegar hasta el 30% en el uso de agua para el lavado del filtro.

¿Qué más podemos hacer para contribuir a ahorrar agua?

  • Colocar una cubierta para piscinas, ya sea automática (tipo persiana) o manual (manta cobertor).
  • – Ventaja 1: Reduce la pérdida de agua por evaporación en un 70%.
    Ejemplo piscina 40m3: Evaporación sin cubierta: 24m3=24.000 litros / año – Evaporación con cubierta: 7 m3= 7.000 litros / año.
    – Ventaja 2: Seguridad de los niños.
    – Ventaja 3: Facilita la limpieza de la piscina y ayuda a ahorrar producto químico.

  • Lavado de filtros (contralavado), el justo y necesario: Recomendamos reducir el lavado del filtro a 2 minutos Lavado + 0,5 minutos Enjuague. Solución moderna: válvula selectora automática con tiempos predeterminados. Equipos economizadores de agua de filtración.
  • Aprovechar el agua del lavado del filtro para otros usos guardándola en un depósito.
  • Ducha de jardín: dotarla de pulsador (paro automático). Llevar el agua hasta el mismo depósito.
  • Agua de lluvia: instalar depósito. Es agua directamente apta para regar, para llenar la piscina, …
  • En piscinas interiores climatizadas: aprovechar el agua de condensación del equipo de climatización y devolverla directamente a la piscina o para otros usos.
  • La calidad de la construcción de una piscina es vital: Una fuga que pierda una gota de agua por segundo hará perder 8m3=8.000 litros en un año.
  • Pérdida por uso (salpicaduras; el agua que se pierde al entrar y al salir de la piscina): Diseñar la piscina con la instalación de un doble canal perimetral (rebosadero) ofrece un buen resultado porque permite recoger esta agua y devolverla al circuito.

Fuente: FAPS (Federación de Asociaciones de Fabricantes de Equipos y Constructores de Piscinas, Saunas y Spas)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.